Saltar al contenido
 Camas para perros

¿Cómo Transportar un Perro en Coche?

transportar perro en coche

Cuando nos disponemos a realizar un viaje en coche junto a nuestro perro surge la duda de cómo debemos transportarlo. ¿En el maletero? ¿Con cinturón? ¿En un transportín? Por eso, vamos a tratar de ayudarte con varios consejos que responden a todas estas preguntas.

¡DGT! Normativa para Llevar Perros en el Coche

La Dirección General de Tráfico recoge en 7 puntos los sistemas de retención y eficiencia. Destacando que mientras que el perro no pueda interferir al conductor ni a su campo de visión, se cumple la ley.

Arnés de doble anclaje para perros

Este tipo de arnés de seguridad para perros homologado evita que el perro salgo desplazado hacia delante, por lo que no podría chocar contra el conductor ni contra el copiloto. Si se utiliza este tipo de sistema, es importante que sea un arnés de doble anclaje homologado de unión corta para evitar que el perro se mueva.

Transportín para coche ubicado en el suelo del vehículo

Es una opción más segura que la anterior opción, pero solo si se trata de un transportín pequeño que encaja bien en el suelo del coche. Si encaja a la perfección, el transportín tendrá poco espacio para desplazarse. Si sueles viajar con perros grandes no es una buena opción.

Transportín situado en el maletero

Si tanto el animal como el transportín son grandes, este se puede colocar en el maletero del vehículo en posición transversal a la dirección de la marcha. Puede ser una opción segura pero no se puede garantizar que, en caso de accidente, los ocupantes de los asientos de atrás no vayan a sufrir lesiones. No obstante, el impacto que recibirían los ocupantes sería parecido al de una maleta, por lo que ubicar el transportín para perro grande en el maletero del coche es una buena opción.

Red para perros en el coche

Un red para perros en el maletero separando la cabina del maletero y colocada entre los pilares de la estructura del coche permite que el animal se mueva con completa libertad, aunque sin molestar al conductor. Por eso, en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, las consecuencias podrían ser muy negativas. No es una buena opción. Sin embargo, sí es buena alternativa combinar este tipo de rejilla divisoria con un transportín. Y esta, probablemente, sea la mejor opción.

Animal suelto

Llevar al perro tumbado en la parte trasera es la peor opción. En caso de accidente, el animal saldría lanzado y podría incluso chocar contra el reposacabezas del conductor o del copiloto. Incluso te puede caer una multa por llevar el perro suelto en el coche en función del país que residas.

Arnés de seguridad para perros con un solo enganche

El arnés se engancha en el cinturón de seguridad del coche y en el collar del perro. No es un sistema seguro, ya que en caso de accidente la hebilla del arnés se rompería.

Transportín de perros para coches sujeto con el cinturón

Pese a lo que se suela creer, no es un sistema seguro. En caso de colisión, el transportín destrozaría los puntos de sujeción del cinturón y se rompería su parte superior. El animal sufriría lesiones muy graves y es posible que los ocupantes del vehículo también recibiesen cargas importantes.

Conclusión de como Llevar a un Cerro en el Coche

Por lo tanto, lo recomendable es que los perros más pequeños viajen en un transportín colocado en el suelo del asiento trasero. Para los perros medianos y grandes, lo más seguro es que vayan en el maletero en transportín y separados con una red o rejilla. Si esto no es posible, la otra opción es llevarlos sentados en el asiento trasero del coche y sujetos con un arnés de doble anclaje y de recorrido corto entre los cinturones para evitar que el animal pueda moverse en caso de colisión.

Recomendaciones para Viajar con Perro en Coche

Aparte de garantizar la seguridad de tu perro con el sistema más fiable, hay que tener en cuenta una serie de cuidados a la hora de viajar con perro, ya que no todos los animales disfrutan de un viaje por carretera.

llevar perro en coche

 Es mejor que no coma nada justo antes de salir de viaje. Hay muchos perros que se marean y acaban vomitando. Si tu perro es de los que se marean mucho y sufren en el viaje, hay varios medicamentos que le ayudarán a tener un viaje más tranquilo. Para ello debes acudir a tu veterinario de confianza.

 Lleva agua y algún recipiente apto para tu mascota. Es importante que esté hidratado.

 Haz alguna parada. Así, tú puedes aprovechar para ir al baño o estirar las piernas y tu perro podrá hacer sus necesidades.

 Nunca dejes solo a tu perro en el coche y, por supuesto, muchos menos en verano. Esto no debe hacerse ni con las ventanillas bajadas. Es un peligro para tu perro, ya que podría sufrir un golpe de calor de fatales consecuencias.

 Vigila al abrir la puerta. Hay perros que, aunque parece que están tranquilos, realmente están deseando bajar del coche. Por eso, ten mucho ojo cuando pares al abrir la puerta. Podría salir disparado y, tratándose de una zona de carreteras, es algo muy peligroso. Intenta atarlo justo antes de bajar.

¿Cómo Evitar que mi Perro se Maree en Coche?

Si tu perro es de los que se marean yendo en coche, como hemos comentado anteriormente, lo mejor es que acudas a tu veterinario habitual a solicitar algún medicamento específico. Es cierto que no todos tienen el mismo resultado, pero puede ser una manera para evitar el sufrimiento durante el transporte de mascotas en coche.

transporte perros coche

Algunos consejos para evitar esta situación son familiarizar al perro con el coche parado, conseguir poco a poco (premiando su actitud) que se relaje dentro del vehículo en marcha e ir dando pequeños recorridos en coche llevándole a sitios que le gusten. Con estas acciones conseguirás que no sufra tanto estrés al subirse a un coche.

En conclusión, podemos conseguir que nuestro animal preferido duerma y viaje de forma cómoda y sin peligro siguiendo estos sencillos consejos.

Normativa para llevar un perro en el coche

Finalmente, a modo de resumen vamos a ver qué dice la normativa de la DGT para perros coche 2018. La Dirección General de Tráfico indica esto:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente mantener la posición adecuada (y que la mantengan el resto de los pasajeros) y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencias entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Es decir, mientras que el perro no tenga opción de interferir al conductor ni a su campo de visión, se estará cumpliendo la ley.